domingo, 19 de abril de 2015

Mami te quiere


Sé que la extrañas, creías que ella iba a ser la mujer de tu vida ¿cierto? Lo sé, lo lamento. No llores, mami está aquí.

No sé por qué se fue, pero sé que ella lo lamentará algún día y cuando menos lo creas, ella entrará por esa puerta, se pondrá de rodilla y te pedirá perdón. Sé que así será. Una madre siempre sabe.
Ahora, deja de llorar y lamentarte, mami está aquí y mami te cuidará. 
Come, te hice una de mis famosas hamburguesas. Sé que la carne sabe raro, ya nadie vende carne de calidad en esta ciudad, pero la hice con cariño como siempre lo he hecho. Así que come, que eso es lo que hace a una madre feliz.
Luego puedes irte a dormir. ¿Quieres que te de un baño?
Está bien, no dormiré contigo, sé que eso te incomoda. 
Ahora termina tu hamburguesa y deja de llorar por esa mujer porque mami está aquí. Mami te quiere y mami te cuidará como siempre lo ha hecho. 
A ver, dame un beso. Eres todo un hombre, eres mi hombre.
Olvídala. Ella se ha ido. Déjala que deambule por ahí, déjala que sufra.
Vamos, come. Eso es, ¿deliciosa, verdad?
Come, y si quieres más dímelo que hay más carne de donde vino esa.