miércoles, 13 de mayo de 2015

Oh Carlitos

Carlitos despertó en el suelo de su cuarto. Soñó que un monstruo quería comérselo y él logró cerrar la puerta antes de que pudiera atraparlo.

Carlitos sonrió pues estaba a salvo, vio el reloj; su madre debería estar en casa.

Abrió la puerta y  se resbaló con un enorme charco de sangre en el suelo.
La cabeza de su madre estaba clavada a la puerta con una expresión de horror en sus ojos.

Carlitos gritó.
El monstruo salió entonces y lo tomó del cuello. "¡Maldito!" gritó el monstruo.

Confundido, Carlitos se puso a llorar.

"¡Oh Madre!" continuó gritando el monstruo.