lunes, 13 de julio de 2015

Reseña: Dark Places (La llamada del Kill Club) de Gillian Flynn.



 RESEÑA:
Dark Places (La llamada del Kill Club) de Gillian Flynn.


TRAMA:
Libby Day es la única sobreviviente de la Masacre de Kinnakee, en donde su madre Patty Day y sus dos hermanas mayores; Michelle Day y Debbie Day fueron brutalmente asesinadas. Libby, que en ese entonces tenía 7 años, logró escapar y huyó al bosque en pleno invierno.
        Todo se volvió aún más oscuro cuando la pequeña Libby declaró que su hermano Ben, de quince años y el mayor de todos, era el asesino y que lo había hecho en una especie de ritual satánico.
        Ben fue declarado culpable y nadie intentó investigar nada más.

Libby se volvió famosa al ser la “pequeña que sobrevivió” a tal brutal crimen. 

        Ahora conocemos a Libby en el presente, más de veinte años después y vemos que ella se convirtió en lo que el mundo no esperaba; una mujer inestable, antisocial y en varios aspectos, detestable.
        Libby pasó su vida de adulta viviendo del dinero que sobró del seguro de vida de su madre y de las muchas donaciones que recibió por parte de todas las personas que se “conmovieron” con su caso. El problema es que el dinero está acabándose y ahora Libby está al borde de quedarse sin nada. Entonces recibe la llamada de The Kill Club, un club conformado de personas obsesionadas con crímenes notorios, la mayoría pasa el tiempo tratando de resolverlos.
        Desesperada, Libby sacará provecho de su oscura historia para ganar dinero, pero entre más se adentra en ese negocio más se dará cuenta de que su declaración contra su hermano podría no ser verdadera. Ahora ella irá en busca de la verdad, descubriendo horribles secretos de su familia y descubriendo la verdad. La oscura verdad sobre quién mató a su familia.

        Lo que les acabo de contar es algo que es explicado al principio del libro así que no es ningún spoiler.

        Ahora vamos a mi reseña:
La historia del libro está separada entre el presente y el pasado, el presente siendo narrado por Libby Day y su búsqueda por la verdad y los problemas que enfrenta al ser una mujer inestable, y el pasado saltando entre Patty Day (la madre) y Ben Day (el hijo mayor) entre 1985 y ahora.
        El libro me enganchó desde el principio y en mi opinión tiene una de las mejores frases de entrada que he leído:
        I have meannes inside me, real as an organ.
(Tengo malicia dentro de mí, tan real como un órgano.) 
 ¡Vaya forma de presentar a un personaje!
Libby es un personaje que al principio carece de bondad; ella detesta trabajar, es violenta y le gusta robar cosas, y tal vez lo peor es que ella ha vivido sacando provecho de su tragedia, escribiendo un libro y tratando de dar lástima para seguir recibiendo donaciones. Bueno, para algunos ella puede ser un personaje detestable, para mí, fue un personaje refrescante y fascinante, una mujer dañada y cínica que es capaz de vender cosas personales de sus difuntas hermanas para ganar dinero, pero entre más avanza la historia, Libby empieza a mostrar más humanidad, nos damos cuenta de que ella sólo es una pobre alma tratando de ser buena, tratando de ser humana.
        En los otros capítulos que suceden en el año de 1985, conocemos a Patty Day y Ben, Patty es una pobre mujer que apenas y puede sostener a su familia, una mujer al borde del colapso, atormentada por sus errores; su esposo Runner es el típico desgraciado que siempre parece deberle a todo el mundo, Patty apenas y puede mantener la granja que era de sus padres y lo primero que pensé cuando la conocí fue “esta pobre mujer está jodida” claro que sabemos que al final ella morirá pero de alguna forma esperamos que ella salga de la miseria, que haya un final feliz para ella…pero no.
        También conocemos a Ben, el hijo mayor, Ben es un joven retraído y bastante extraño, él tiene conflictos internos y tendencias un tanto psicópatas, en algún punto es fácil creer que sí fue él quien mató a su familia, pero entre más avanza la historia y entre más conocemos a las personas con quienes Ben se juntaba,  sabemos que hay algo más.

El libro fluye de manera rápida, no hay “páginas de relleno” los personajes son creíbles y la historia está rodeada de un ambiente oscuro. Las personas pueden ser malas e incluso las que son buenas son capaces de cosas horribles. El final, aunque tuve algunas pistas antes de que llegara, fue inesperado y me dejó con una fría sensación de desesperación. La vida no es justa y las cosas no siempre salen bien. A veces salen terriblemente mal, los buenos pagan, los malos huyen y los inocentes mueren.


Gillian Flynn se ha convertido en una de las mejores escritoras que he descubierto, leí su primer libro (Sharp Objects u Objetos Filosos) y me atrapó, haré una reseña otro día, ahora este que es su último libro me ha dejado aún más emocionado, de seguro han oído de la película o libro Perdida (Gone Girl) que es el tercer libro. Una historia rápida, oscura y macabra.

Si tuviera que dar una puntuación sería 5/5, aunque no creo en puntuaciones, si un libro te gusta lo recomendarás y sino pues no. Y este libro lo recomendaré siempre.